Dormir como un bebé

Dormir como un bebé

Carmen Espinosa Pintos No hay comentarios
Artículos

¿Porqué decimos la frase ‘dormir como un bebé’? Con ella nos referimos a dormir de manera placentera, que el sueño resulte reparador, sin sobresaltos… ¿Recuerdas cuándo dejaste de dormir así?

Pueden ser muchos los motivos que no nos permiten dormir:

  • Una vida estresante. Actualmente éste es un motivo muy generalizado, que suele alejarnos de tener un sueño reparador.
  • Mantener en nuestra cabeza preocupaciones, temas pendientes a los que se da vueltas tanto de día como de noche. Por lo que si se está pensando sobre ello, no se está durmiendo como se debería.
  • Los malos hábitos alimenticios también afectan a la cantidad y a la calidad de nuestro sueño. Desde el consumo de café, refrescos estimulantes, hasta la cantidad y el tipo de comida que tomamos. Aquí es aplicable el dicho Desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo si queremos contribuir a nuestro descanso.
  • Los desfases horarios a veces impuestos por turnos rotativos en el trabajo, cuidar a personas dependientes o muchos otros motivos que nos hagan alterar los horarios, afectan notablemente a nuestro sueño. También encontramos estos desfases en rutinas autogestionadas, el típico patrón en el que cada día la persona se acuesta más tarde y por ello se levanta más tarde o altera diariamente las horas de sueño.

Encontramos nuevos avances que han colonizado nuestro dormitorio y perjudican nuestro descanso

  • Las condiciones ambientales. Si en el momento de dormir contamos con la temperatura adecuada, en una habitación sin ruidos y con la luz idónea, si la cama es confortable… Aunque se puede creer que no son tan influyentes las condiciones del entorno, son fundamentales para mejorar la calidad y cantidad de sueño.
  • Otro aspecto que puede influir en el sueño es la edad. No es cierto el mito que dice que las personas mayores necesiten dormir menos, sino que su capacidad para dormir del tirón es menor.

El mundo en el que vivimos está en permanente cambio. Hay progresos que han sido altamente beneficiosos para que nuestro sueño sea mejor. Actualmente se considera importante contar con unas condiciones en el dormitorio que nos permitan tener una zona de descanso lo más confortable posible.

También encontramos nuevos avances que han colonizado nuestro dormitorio y perjudican nuestro descanso. En el mundo tecnológico en el que vivimos meterse con el móvil, la tablet o el ordenador en la cama es muy frecuente. Este hábito es muy perjudicial, ya que su uso nos activa antes de irnos a dormir. Por ello es mucho más complicado conciliar el sueño. Si queremos apostar por hábitos que nos ayuden a descansar, éste será uno de los primeros a erradicar.

Estas son algunas reflexiones sobre porqué a veces dormimos bien y otras no somos capaces de hacer que algo, aparentemente tan sencillo, ocurra.

 

Si tienes alguna duda o quieres contactar con una psicóloga en Madrid u online, hazlo llamándome al 695306662 o enviándome un correo a contacto@psicologacarmenespinosa.com

 

 

Carmen Espinosa Pintos

Carmen Espinosa Pintos

Psicóloga en Madrid

Más artículos - Página web

Sígueme:
TwitterFacebookLinkedInGoogle Plus

Dejar una respuesta